jueves, 15 de mayo de 2008

El cortijo andaluz

Recientemente en un viaje, un taxista me comentaba que cómo los andaluces no echábamos al actual y perenne presidente de la Junta. No supe qué contestarle sin dejar en mal lugar a mis paisanos compatriotas, ya que después de 20 años de gobierno del mismo partido, quizás algo más se podría haber hecho.

Este post viene a cuento de la noticia en la que se indica que Andalucía recibe bastante más dinero del fondo de compensación (fondo de solidaridad entre regiones) del que aporta. Como andaluz preferiría estar en la cabeza y ser solidario con las regiones más desfavorecidas, cosa que al paso que vamos no lo voy a ver.

Desde la Junta se nos vende una y otra vez que si la segunda modernización, que si patatín, que si patatán, y después de 20 años seguimos como siempre, en la cola de España junto a nuestros vecinos extremeños.

En una ocasión me contaron una anécdota que puede resumir algo de lo que ocurre en Andalucía en las votaciones. Una persona mayor es preguntada por a quién va a votar en las elecciones que se van a celebrar. Su contestación es "al de siempre, al Felipe González".

A lo largo de la historia se han contado muchos cuentos con el propósito de asustar a la ciudadanía. Recuerdo uno en el que se decía que si tal partido ganaba, le quitarían las pensiones a nuestros mayores.

Afortunadamente vivimos un tiempo de democracia y el pueblo debería de pasar factura a los políticos que venden la moto en campaña electoral y hacen después lo contrario.

Basta ya de fanatismos de un lado y del otro.

1 comentario:

Peren dijo...

Ese taxista...¿era extranjero? De otro modo no entiendo el término "compatriotas" en el contexto...