domingo, 8 de marzo de 2009

A vueltas con el abaratamiento del despido

Últimamente se está hablando mucho sobre la modificación del mercado laboral para facilitar el despido. Por supuesto no es una medida del agrado para el empleado que ve peligrar su puesto de trabajo. Es indudable que si un empresario tiene menos costes al despedir, podrá contratar más ya que cuando vengan mal dadas podrá deshacerse del "lastre" que le suponen los empleados.

Me ha parecido muy interesante este artículo que analiza el trabajo fijo en España, el conformismo que genera y cómo con el abaratamiento de los despidos se podría conseguir una mayor productividad.

Para el que no tenga tiempo ni ganas de leerlo, comparto mis notas:
  • Una vez que conseguimos un trabajo fijo, nos olvidamos de desarrollarnos profesionalmente.
  • La gente joven está más actualizada, por lo que tenemos que esforzarnos en mantenernos actualizados si queremos ser competitivos. La experiencia no lo es todo.
  • En épocas de bonanza se contrata y en épocas de crisis se despide, no se puede poner la excusa de que "están aprovechando la crisis para despedir".
  • Como es difícil encontrar otro trabajo fijo, la movilidad es escasa, por lo que a la empresa no le hace falta "cuidar" a sus trabajadores.
  • Habría que disminuir los costes asociados al despido para las empresas. Si esto se llevara a cabo teóricamente supondría que:
  1. La empresa podría contratar más, ya que tendría más facilidad para despedir.
  2. España sería más atrayente para el inversor extranjero.
  3. La empresa podría pagar más a sus empleados.
  4. El empleado tendría más posibilidades de cambiar de trabajo.
  5. La productividad posiblemente aumentaría.

2 comentarios:

Peren dijo...

Un par de añitos en el paro (tuyos o de algún ser querido), buscando un trabajo DIGNO sin éxito, encontrando sólo explotación, competencia feroz, inhumanidad empresarial y desesperación, te harían, muy probablemente, cambiar de opinión.

El Blogeante dijo...

Todo eso que dices ya ocurre hoy en día.

Yo no creo que el problema sea el coste del despido ya que de hecho en muchos países el coste es mucho menor que en España y sin embargo tienen la friolera porcentaje de paro de 5%.

En todo caso será más problema de los empresarios que actúan sin ningún escrúpulo.